¿Qué es la oleína? ¿cuáles son sus usos y beneficios?

La oleína es un líquido oleoso proveniente del corte ácido de las borras de refinación de aceite. Está compuesto principalmente por ácidos grasos libres y aceite de soja. Se utiliza en la industria animal como aporte de energía y permite el corte de aceite al mezclarse con aceite crudo.

¿Cómo se beneficia Viluco y el grupo empresarial con la producción de oleína? ¿Por qué producir?

Viluco produce biodiesel a partir de la esterificación de la oleína, y se beneficia también, al disminuir la carga orgánica de un efluente que no genera valor agregado. Antes de esto, la empresa pagaba para retirar las borras de refinación, mientras que ahora no solo se ahorra ese gasto, sino que además obtiene biodiesel.

Este proceso eliminó un efluente que aportaba elevada carga orgánica a la Planta de Tratamiento de Efluentes y dificultaba su operación. Actualmente, la carga orgánica que se envía a la Planta de Tratamiento de Efluentes es 7 veces menor y permite que dicha planta opere con normalidad.

¿Qué es la esterificación de oleína?

La esterificación de oleína es la reacción química que permite transformar la oleína en biodiesel. Se trata de la conversión de los ácidos grasos libres presentes en la Oleína en ésteres metílicos.

En la planta de esterificación, la oleína recibe un tratamiento con ácido metanosulfónico y metanol.  El 94% de esa mezcla se convierte en biodiesel. Luego, ese esterificado se mezcla con aceite crudo e ingresa al proceso productivo.

¿Cómo agrega valor a la Planta de Viluco Frías?

El agregado de valor proviene del aporte económico que se obtiene por producir biodiesel con materia prima de bajo costo. Además, reduce el costo operativo de la Planta de Tratamiento de Efluentes en concepto de consumo de insumos.

¿Cómo se relaciona la producción de oleína con el tratamiento de efluentes?

Viluco utiliza la borra en su totalidad para obtener la oleína, evitando que la purga de la borra se dirija a la Planta de Tratamiento de Efluentes. Por lo tanto, disminuye exponencialmente la carga orgánica a dicha planta. Con este nuevo proceso, la Planta de Tratamiento de Efluentes ha alcanzado valores finales de carga orgánica (DQO) que dejan el efluente en calidad de ser utilizado para un potencial proyecto de fertirriego.